lunes, 16 de mayo de 2011

Masacre Margarita Belén: Prisión perpetua para 8 militares y absolución a 1 policía

El Tribunal Oral Federal de Resistencia sentenció ayer a prisión perpetua a ocho represores y absolvió a uno de los imputados en la causa “Margarita Belén”, por delitos de lesa humanidad. Durante la lectura del fallo, familiares y allegados de las víctimas y organizaciones de derechos humanos encabezaron una marcha en la puerta del juzgado.

Los militares fueron acusados de fusilar a 22 presos políticos cuando eran trasladados desde el Chaco hacia el penal federal de Formosa, durante la última dictadura militar.

En horas de la tarde, se leyó el veredicto del Tribunal presidido por Gladys Yunes, en el que se condenó a perpetua en cárcel común a Gustavo Athos, Horacio Losito, Aldo Martínez Segón, Jorge Daniel Carnero Sabol, Ricardo Guillermo Reyes, Germán Emilio Riquelme, Ernesto Jorge Simoni, Luis Alberto Patetta.

En tanto, el ex policía Alfredo Luis Chas, considerado como partícipe secundario, fue absuelto de culpa y cargo.

Los ex militares fueron sentenciados por los delitos de homicidio agravado por alevosía y por el número de partícipes; privación ilegítima de la libertad agravada por el tiempo, y desaparición forzada de personas.

El hecho ocurrió el 13 de diciembre de 1976, cuando 22 jóvenes, hombres y mujeres, la mayoría de ellos militantes peronistas, fueron fusilados en cercanías de la localidad chaqueña de Margarita Belén, cuando eran trasladados a un penal de Formosa.

Las víctimas de la denominada “masacre de Margarita Belén”, fueron: Patricio Blas Tierno, Néstor Sala, Carlos Zamudio, Luis Angel Barco, Roberto Yedro, Delicia González, Luis Díaz, Fernando Pierola, Raúl Caire, Sergio Pereyra, Carlos Duarte, Carlos Tereszecuk, Manuel Parodi Ocampo, Luis Fransen, Ema Cabral, Reinaldo Zapata y Mario Cuevas.

En tanto, no se conocen aún las identidades de 5 de las víctimas que no fueron identificadas, 3 hombres y 2 mujeres.

En la puerta del Juzgado Federal, ubicado frente a la plaza 25 de Mayo de la capital chaqueña, cientos de personas, representantes de organizaciones de derechos humanos, organizaciones sociales, estudiantiles y partidos políticos celebraron el fallo.

Con audio y pantalla gigante, presenciaron el veredicto mientras sostenían carteles, banderas y pancartas de la JP-Descamisados, MTD, ATE, CTA, JUP, PC, Barrios de Pie, y Movimiento 26 de Julio, entre otros.

Con cánticos y gritos los manifestantes festejaron el fallo que condenó a los imputados de violaciones a los derechos humanos.

“Es un fallo histórico” dijo el abogado querellante Mario Bosch, al finalizar la audiencia, a la vez que agregó que se trata de “un fallo de jueces independientes”.

En tanto, el letrado dijo no compartir la sentencia de absolución y señaló que esperarán conocer los fundamentos del veredicto, el próximo 12 de julio.

“Se condenó a los máximos responsables de los fusilamientos a perpetua en cárcel común, sin ningún tipo de privilegios”, dijo Bosch en declaraciones.

Por su parte, Martín, el hijo de una de las víctimas de la masacre, Luis Díaz, dijo que siente “una pequeña sensación de alivio” y que “se hizo justicia”.

En este mismo sentido, Daniela, la hija de Carlos Zamudio, ejecutado hace 35 años en Margarita Belén afirmó que “se cierra una historia. En un momento se remueve toda tu vida, es terrible”, expresó en medio de las lágrimas.

Sobre los hechos de 1976, la querella relató días atrás en los alegatos que “pasadas las 3.30 (del 13 de diciembre), al menos un patrullero, y dos camiones del Ejército partieron rumbo a Formosa por la ruta 11. Antes de la 5 de la mañana el convoy detuvo su marcha a la altura del viejo camino a El Zapallar”.

“Allí fusilaron a los presos: los imputados usaron sus FAL e hicieron desaparecer a un grupo para enmascarar el asesinato como un intento de fuga, la versión oficial”.

Fueron querellantes en esta causa, los familiares de las victimas, la subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia del Chaco y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

A pocos kilómetros de Margarita Belén, un monumento recuerda a las víctimas en el mismo lugar donde fueron fusilados, con esculturas de tamaño natural que representan a los 22 jóvenes.

En tanto, en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Nordeste (de Resistencia), un gran mural recuerda la masacre, obra realizada por Amanda Mayor de Piérola, artista plástica de la Provincia de Entre Ríos y madre de Fernando Gabriel Piérola, uno de los jóvenes fusilados, bajo el título “Argentina, dolor y esperanza”.

A 35 años de este delito de lesa humanidad, los familiares de las víctimas festejaron, lloraron y se abrazaron luego de la sentencia, en compañía de centenares de personas que se concentraron frente al edificio del Tribunal Oral Federal de Resistencia.

El próximo 12 de julio se dará a conocer el fundamento de la sentencia que condenó a 8 militares por la masacre de Margarita Belén y absolvió a un policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada