domingo, 18 de mayo de 2014

Reconstruyen los últimos días de dos dirigentes de Ligas Agrarias desaparecidos

Durante la dictadura en el Chaco
 Se trata de los dirigentes Hugo Vocouber y Luis Fleitas. La reconstrucción la realizó la Fiscalía Federal de Resistencia en base a documentales sustraída por un detenido de la Esma en plena dictadura y por testimonios de familiares y de militantes exiliados en España.
 
En una investigación impulsada por la Fiscalía Federal de Resistencia en coordinación con el Juzgado Federal, se llegó a la reconstrucción de lo sucedido con los dirigentes de Ligas Agrarias del Chaco, Hugo Vocouber y Luis Fleitas quienes se encuentran desaparecidos y se desconocían precisiones sobre sus detenciones.
 
La Fiscalía promovió durante estos últimos años una pesquisa integral sobre todos los crímenes de lesa humanidad contra dirigentes y militantes de las Ligas Agrarias de todo el interior del Chaco desde el año 1974 y que se extendieran incluso hasta el año 1980.
 
Se averigua lo sucedido con los asesinatos de Ñaro Gomez Estigarribia en Corzuela y Carlos Picoli en la zona rural de Sáenz Peña en supuestos enfrentamientos con fuerzas de seguridad, el homicidio de Juan Sokol, en la Alcaidía de Saenz Peña y lo sucedido con Carlos Oriansky, Secundino Taco Vallejos y Armando Molinas quienes se encuentran desaparecidos.
 
Hugo Rogelio Vocouber oriundo de Villa Berthet fue abogado y asesor de los hacheros y pequeños  productores del interior  y por su lado Luis Fleitas fue presidente de la Juventud Peronista y colaboro en la conformación e UATRE gremio de los trabajadores rurales, en ambos casos de integraron a la construcción de Las Ligas Agrarias.
 
Desde el año 1975 soportaron el acoso despiadado de la triple A y luego de la dictadura con operativos en todo el interior de la provincia al mando de fuerzas del ejército y con la colaboración de la Policía del Chaco, por lo que para resguardar sus vidas debieron estar en condición de prófugos. A mediados de septiembre de 1976, junto a Remo Vénica, Irmina Kleiner, Enrique “Quique” Lovey, Orianski, Picoli debieron  incluso establecerse en el monte, por ser la única posibilidad de salvarse y de mantener la organización.
 
Ya a mediados de febrero del 1977 quienes habían sobrevivido al asedio y al cerco militar,  debieron  trasladarse al norte de Santa Fe , para lo que caminaron alrededor de 200 kilómetros en algo más de treinta días. Luego lograron salir del país durante lo que fuera el Mundial 1978 y establecerse en España. Desde allí intentar volver a ingresar a la Argentina en los marcos de la contraofensiva de la organización Montoneros durante los años 1979 y 1980.
 
La Investigación de la Fiscalía        
El Fiscal Federal ad hoc en Derechos Humanos, Diego Vigay explicó que “desde la Fiscalía Federal de Resistencia con el acompañamiento del Juzgado Federal, logramos reconstruir las detenciones de Vocouber y Fleitas, producidas en el aeropuerto de Mendoza en Septiembre de 1980, en su intento de reingresar al país en un vuelo que había tenido su partida en Santiago de Chile”.
 
“Para ello en primer lugar se recopilaron una serie de testimonios de familiares de Vocouber, que habrían aportados datos de aproximación sobre la fecha del probable ingreso al país por parte del abogado, fotografías de la época de su exilio en España,  incluyéndose sendas cartas enviadas desde España”, indicó.
 
“En la misma línea de trabajo que nos supo llevar alrededor de un año, se trabajó con fotografías de la época y se lograron testimonios de distintos compañeros de exilio de Vocouber y Fleitas en España durante los años 1978 y 1979  y  poder reconstruir así los nuevos nombres de militancia que se le habían otorgado durante su exilio  que se correspondían como Pato en el caso de Vocouber y de Ernesto para Fleitas”, añadió.
 
Además recordó que realizaron una búsqueda sobre la existencia de documentaciones sobre detenciones en zonas de frontera en lo que se denomina la “Contraofensiva Montonera” y como última pieza del rompecabezas se pudo dar con un listado de detenidos que fuera fotografiado por un detenido de la ESMA de nombre Basterra y sacado a la luz años después junto a cientos de fotografías de detenidos y de documentos militares.
 
“El listado contenía el nombre de guerra de los detenidos, la fecha y lugar de detención, el grado militar y el lugar donde tenía militancia”, comentó. “Así finalmente se pudo reconstruir que ambos fueron detenidos el 22 de septiembre de 1980 en el aeropuerto de Mendoza cuando intentaban reingresar al país de incógnitos como parte de la denominada contraofensiva y desde ese momento se encuentran desaparecidos como la casi totalidad de quienes fueran apresados en estas circunstancias en distintas zonas de fronteras”, indicó.
 
El asombroso Caso Basterra
 
Víctor Basterra es un sobreviviente del Centro Clandestino de la Escuela de Mecanica de la Armada (ESMA). Estando detenido en allí, fue puesto a trabajar por sus captores en clasificación de información y en función de su oficio de fotógrafo tenia destinado el tomar fotografías de cada detenido.
 
Basterra en un acto de enorme valentía que le pudo haber costado la vida, fue guardando copias en micro chips de cada una de estas tomas y además fue fotografiando a escondidas todos los informes y listados que encontró. Lo que logro sacarlo de la Esma escondido en sus medias en visitas que se autorizaron a su padre.
 
Estas fotografías durante todos estos años fueron una de las fuentes más importante de información para reconstruir lo sucedido en la Esma y también para saber lo sucedido con Vocouber y Fleitas y los otros detenidos en distintas fronteras del país durante la contraofensiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada