miércoles, 12 de noviembre de 2014

Identifican restos del “Bocha” Pereyra, asesinado en la Masacre de Margarita Belén

Estaba enterrado como NN en Empedrado:

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó los restos del militante formoseño Julio Andrés "Bocha" Pereyra, asesinado en la Masacre de Margarita Belén. Habría sido tirado al río, de donde lugareños lo sacaron para enterrarlo en el cementerio de Empedrado Corrientes.

Bocha fue enterrado luego de que lugareños encontraran su cuerpo en la orilla del río.

Según los archivos del Registro Único por la Verdad (RUV) de la CPM CHACO, Julio Pereyra nació en Formosa el 20 de mayo de 1950, en el seno de una familia peronista. Fue asesinado en la Masacre de Margarita Belén a los 26 años. En 1968 viajó a Resistencia a estudiar Ingeniería Civil en la UNNE. Comenzó a militar políticamente primero con el Integralismo y luego con la Juventud Universitaria Peronista. Fue un dirigente universitario muy conocido en Resistencia.

La militancia

Su vida se repartía entre la carrera universitaria, enseñar en una escuela de Lapachito, alfabetizar chicos y adultos en los barrios de Resistencia y en áreas rurales del Chaco y la militancia en la universidad. Permanentemente volvía a Formosa para ver a la familia, a los amigos, y para la campaña electoral, respondiendo a la Juventud Peronista. Durante la campaña del 73 dio un discurso del que se recuerdan estas palabras: “A los compañeros candidatos le hacemos una advertencia: acá está la plataforma, acá está el plan de gobierno. Sepan que FAR, FAP y Montoneros van a pedir cuentas de que este programa se cumpla...”.

El secuestro

El 2 de septiembre de 1976 fue detenido en su casa de Formosa por miembros de Coordinación Federal con el objeto de “hacerle algunas preguntas”; era la noche anterior a su casamiento y Julio se estaba probando el traje azul que iba a vestir ese día. Relatan que tuvo que empujar el automóvil en que iba a ser trasladado porque no arrancaba. Tres días después fue detenido su tío Ramón Luciano Díaz, peronista y director de Administración de la Policía de Formosa (hasta hoy también desaparecido), muy amigo y compañero de largas charlas, cuya detención y desaparición están vinculadas con el Bocha.

La Masacre

Tras su secuestro, el Bocha permaneció detenido en el Regimiento de Infantería de Monte 29, de Formosa. Posteriormente fue trasladado a la Brigada de Investigaciones de Resistencia. Allí lo tenían atado de pies y manos. Luego fue alojado en la Alcaidía.

La información de la muerte de Julio en la Masacre de Margarita Belén proviene de otros compañeros detenidos en la Alcaidía que lo reconocieron, ya que él era un dirigente universitario muy conocido en Resistencia. El 1 de enero de 1977 su familia recibió una comunicación oficial firmada por el jefe del Grupo de Artillería Nº 7 de Resistencia, en la que se informaba que Julio se había fugado durante los sucesos de Margarita Belén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada