domingo, 10 de enero de 2016

Procesaron a exmilitar y a 5 expolicías por delitos de lesa humanidad contra miembros de Ligas Agrarias

Están acusados por los Homicidios de los dirigentes de Ligas Agrarias, Ñaro Gomes Estigarribia y Carlos Piccoli y por tormentos a tres pequeños productores rurales, todos perpetrados durante la última dictadura en el Chaco.

El represor, Josè Rodríguez Valiente, fue nuevamente procesado por delitos de lesa humanidad.
En la denominada Causa Ligas Agrarias, donde se investigan delitos de lesa humanidad perpetrados contra dirigentes de esa agrupación durante la última dictadura, el pasado 30 de diciembre, la jueza federal, Zunilda Nirenperger dictó una extensa resolución a través de la cual procesó con prisión preventiva a un exmilitar y cinco expolicías.

Se trata del exteniente Coronel, Tadeo Betolli y el agente Miguel Antonio González por el homicidio agravado de Ñaro Gomez Estigarribia y de los agentes policiales Carlos Chavez y Alcides Safenraiter por el homicidio de Carlos Piccoli.  En los mismos casos ordeno procesar al Oficial Principal José Francisco Rodriguez Valiente por el delito de encubrimiento de ambos homicidios.

En la misma resolución se ordenó también el procesamiento del Comisario General Eduardo Wischnivetzky por la privación ilegal de la libertad y tormentos de tres trabajadores rurales y la falta de mérito por un caso de violación.

Según la versión oficial, tanto Raúl Eduardo Gomes Estigarrribia como Carlos Piccoli habían fallecido en sendos enfrentamientos con fuerzas de seguridad, según los sumarios policiales incorporados luego a un expediente de la justicia federal de la época. La investigación y la conclusión de resolución de la Jueza Nirenperger en ambos casos los dirigentes de las ligas agrarias habrían sido ejecutados.

En el caso del dirigente  rural y docente, Raúl Eduardo Gomes Estigarribia, el mismo era intensamente buscado por las Fuerzas Armadas por su militancia en las Ligas Agrarias y el 12 de febrero de 1977 había organizado una reunión en un domicilio de la localidad de Corzuela.

De ese encuentro tomo conocimiento el Oficial de Inteligencia  del Ejército Bettolli quien se encontraba operando en la zona  en la persecución a las Ligas Agrarias y  este monta un operativo para tenderle una emboscada.

Gómes Estigarribia fue trasportado en un vehículo por un testigo que asegura que estaba desarmado, ya que habían viajado por la ruta y debían sortear los controles policiales sin correr riesgos.

La fuerzas conjuntas de ejército y policía del chaco, como parte de la emboscada habían dejado la luz prendida del exterior de la casa y se aseguraron  que Gomes Estigarribia no pudiera ingresar a la misma , quedando así totalmente expuesto.

Fue atacado ni bien llego al lugar, con disparos de arma de fuego de todos los integrantes de la  comisión, provocándole según la autopsia policial, al menos tres heridas en tórax, en la pierna izquierda y en una mano.

Que además se entregó a los familiares un certificado de defunción del Registro Civil donde se certifica falsamente como motivo de la muerte de Gomes Estigarribia un Accidente en la ciudad de Resistencia, el que incluso esta adjuntado al Expediente Judicial.

Por su parte en cuanto al dirigente campesino Carlos Servando Piccoli por su activa participación como dirigente y referente de las Ligas Agrarias del Chaco, se encontraba también siendo buscado profusamente  por las fuerzas Armadas desde el año 1975.
 
Es por esa razón que debió exiliarse del país en España y regresa a la provincia del Chaco en el año 1979, volviendo a la actividad de militancia junto a Armando Molina (actualmente desaparecido) en la reconstrucción de las Ligas Agrarias que consistía en la visita y el dialogo con pequeños productores y la entrega de volantes, promoviendo el regreso de la democracia, siempre en la clandestinidad en resguardo de su vida. Que existen testimonios de campesinos que  da cuenta de la presencia en la zona de Piccoli y Molina lo que puso  en aviso a las fuerzas de seguridad.

 En ese marco Piccoli durante las primeras horas del  22 de abril del año 1979 , se trasladaba en bicicleta por un camino vecinal del paraje Pampa Florida de la zona rural de la ciudad de Sáenz Peña ,  cuando es sorprendido por un retén policial, constituido por dos agentes  armados con un fusil F.A.L y con una pistola ametralladora P.A.M. 3  y es asesinado en el lugar. 

Chaco Día por Día

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada