sábado, 5 de noviembre de 2011

Detuvieron a un ex policía chaqueño por crímenes de lesa humanidad

Un represor tras las rejas
 
Se trata de Miguel Peloso. Lo detuvieron agentes de la Policía Federal en el Colegio Marianista del barrio porteño de Caballito, donde vivía y trabajaba como portero. Será indagado en una causa por torturas y desapariciones durante la dictadura.

El ex policía chaqueño Miguel Peloso, imputado por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, fue detenido ayer en Buenos Aires por la Policía Federal. Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que Peloso, de 61 años, fue capturado por agentes de la comisaría 12ª en el Colegio Marianista del barrio de Caballito, donde tenía su residencia y trabajaba como portero. El represor, que llevaba más de tres décadas en libertad, debió ser trasladado por los policías al Hospital Durand porque sufrió un cuadro de hipertensión al momento de su detención. En los próximos días deberá ser indagado en la Justicia Federal de Resistencia, Chaco, en el marco de la causa “Residual Caballero Humberto Lucio y otros s/tormento agravado en concurso real con privación ilegal de la libertad y desaparición forzada de personas”.

En Chaco hubo hasta el momento dos juicios orales y públicos por delitos de lesa humanidad. El primero concluyó en diciembre con condenas de entre 15 y 25 años para diez policías y dos militares por más de ochenta crímenes cometidos entre 1975 y 1979 en la Brigada de Investigaciones de la policía de la provincia, el principal centro de detención clandestino del nordeste. El 16 de mayo concluyó el segundo juicio, con la condena a prisión perpetua para ocho militares y un policía por el asesinato de veintidós presos políticos en diciembre de 1976, fusilamiento que pasó a la historia como la Masacre de Margarita Belén.

Hace tres semanas, mientras sus compañeros comenzaban a cumplir sus condenas, llegó al país, extraditado desde Brasil, el represor Norberto Tozzo, acusado también de participar en la masacre. El militar retirado, que ya pasa sus días en la Unidad Penitenciaria 7 de Chaco junto con sus camaradas, intentó despegarse durante su declaración indagatoria de la masacre, señalando que se enteró casi dos horas después de ocurrido el fusilamiento, y culpó de su imputación al ex jefe del Destacamento de Inteligencia 124, Armando Hornos, que era entonces su superior inmediato. Indagado por el juez federal Carlos Skidelsky, el ex militar precisó que se enteró “del hecho conocido como Margarita Belén a las 6.45 del 13 de diciembre de 1976” y que “inmediatamente tomó uno de los vehículos del servicio, si mal no recuerdo un Renault 4 blanco, y me dirijo a la zona, donde me habían informado que vehículos militares pertenecientes al área 232 que se dirigían a Formosa fueron atacados”. Tozzo dijo haber visto “tres personas muertas que estaban alineadas en la banquina, en la ruta, y otras dos personas en un vehículo de color blanco” y contó que el jefe del área militar 233, Jorge Larrateguy, “me relató lo que según él había ocurrido”, léase un ataque a un convoy militar que concluyó con 22 muertos entre los atacantes y ningún herido en la tropa propia. Según la sentencia del juicio por la masacre, Tozzo integró el convoy que participó del fusilamiento como acompañante de Germán Riquelme, uno de los condenados, en un camión Unimog 416 del Ejército que iba como escolta del vehículo que trasladaba a los detenidos.

Esta semana, en tanto, el conjuez federal Juan Piñero procesó con prisión preventiva al suboficial principal retirado Angel Jorge Ibarra, alias El Loquito. El magistrado también amplió el procesamiento de otros ocho represores, en su mayoría condenados, y dictó la falta de mérito para otros once acusados. Chaco Día por Día informó el miércoles que según declaraciones de varios ex detenidos, Ibarra era miembro de la guardia de la Brigada de Investigaciones, el centro clandestino de detención que funcionaba frente a la plaza central de Resistencia, antes y después de la dictadura. Los procesamientos del juez Piñero alcanzaron también a los ex policías Enzo Breard, José Rodríguez Valiente, Gabino Manader, Humberto Lucio Caballero, José Marín (alias Cabo Sotelo) y Ramón Esteban Meza, y al ex militar Luis Alberto Patetta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada